RSS Feed

Querida Alejandría en la Revista El Lápiz del ILSE de Buenos Aires

Posted by María García Esperón

Un interesante ejercicio de lectura y escritura creativa realizado por los alumnos del Instituto Libre de Segunda Enseñanza de Buenos Aires, en torno a Querida Alejandría, publicado en la Revista El Lápiz del ILSE, en el número de homenaje a Adolfo Bioy Casares (ex alumno del Instituto) en el centenario de su nacimiento.

Revista El Lápiz del ILSE, Querida Alejandría en las pp. 40 y 41

En la 34 FILIJ 2014

Posted by María García Esperón


El 9 de noviembre de 2014 fue todo un gusto firmar ejemplares de Querida Alejandría en el stand de la Editorial Norma y en torno a un libro crear, por una hora, esa atmósfera de diálogo y evocación, de memoria y de sueño que se relaciona con los temas de este libro que lleva ya 7 años de camino y ha traído satisfacciones innumerables.
Gracias a Lorenza Estandía y a todo el equipo de promotores de la Editorial Norma, que me recibieron maravillosamente esa tarde que no se olvida.
María García Esperón



Fotos: Marigabriel Carrillo

Nunc est bibendum: Horacio sobre la muerte de Cleopatra

Posted by María García Esperón






Nunc est bibendum, nunc pede libero
pulsanda tellus, nunc Saliaribus
       ornare pulvinar deorum
               tempus erat dapibus, sodales.

antehac nefas depromere Caecubum   5
cellis avitis, dum Capitolio
             regina dementis ruinas
                        funus et imperio parabat

contaminato cum grege turpium
morbo virorum, quidlibet inpotens      10
        sperare fortunaque dulci
               ebria. sed minuit furorem

vix una sospes navis ab ignibus
mentemque lymphatam Mareotio
            redegit in veros timores            15
                 Caesar ab Italia volantem

remis adurgens, accipiter velut
mollis columbas aut leporem citus
       venator in campis nivalis
              Haemoniae, daret ut catenis   20

fatale monstrum: quae generosius
perire quaerens nec muliebriter
            expavit ensem nec latentis
                        classe cita reparavit oras,

ausa et iacentem visere regiam           25
voltu sereno, fortis et asperas
             tractare serpentes, ut atrum
                 corpore conbiberet venenum,

deliberata morte ferocior:
saevis Liburnis scilicet invidens          30
           privata deduci superbo
              non humilis mulier triumpho.




Traducción de Germán Salinas

Ahora, amigos, debemos beber y danzar alegremente; ahora es tiempo de colmar las mesas de los dioses con los exquisitos manjares de los Salios. Antes de este día era un delito sacar el viejo Cécubo de las bodegas paternas, pues una reina embriagada por su fortuna, de la cual osaba esperarlo todo, con su hueste de guerreros torpes y enfermizos tenía preparada en su demencia la ruina y los funerales del Imperio.
Mas se templó su furia cuando apenas le quedaba una de sus naves libre del incendio, y su ánimo turbado por el vino Mareótico, sumióse en honda postración al llegar César [Augusto] de las costas de Italia, incitando a sus remeros, como el gavilán se precipita sobre la tímida paloma, o el presto cazador sigue la liebre por los campos nevados de Tesalia, para sujetar en cadenas al monsfruo fatal que, anhelante de una muerte generosa, ni temió como mujer el filo de la espada, ni quiso resguardar en puerto seguro su fugitiva escuadra; antes con impávido rostro y sin igual fortaleza, oso visitar su palacio lleno de consternación y coger los ponzoñosos áspides y aplicárselos al cuerpo que había de absorber su veneno, orgullosa de su voluntaria muerte, que quitaba a las naves liburnas la gloria de conducirla como una mujer cualquiera ante el carro del soberbio triunfador.